El pasado mes de enero decidí hacer un tour por los países nórdicos para congelarme con mi amiga Emma. La idea surgió porque queríamos ver auroras boreales. La realidad es que hay muchos países en los que durante el invierno se puede disfrutar de este show de la naturaleza entre ellos: Islandia, Alaska, Canadá, Noruega , Suecia o Finlandia.

Elegimos Finlandia después de haber investigado varias posibilidades. En el siguiente post les daré recomendaciones generales para planear el mismo tour y en los próximos días les estaré dando detalles de cada uno de los lugares visitados como museos, tours y obvio los mejores bares.

La ruta fue la siguiente: Londres – Copenhague (2 días) – Estocolmo (2 días) – Helsinki (1 día y medio) – Rovaniemi (2 días y medio) – Oslo (2 días).

El medio de transporte utilizado siempre fue avión en aerolíneas low cost, los vuelos tuvieron un costo bastante razonable contemplando que documentamos una maleta, porque con ese frío es muy complicado viajar ligero. La mayoría de los vuelos los hicimos con Norwegian Airlines (la mejor porque tiene Wi-Fi gratis) otros fueron con Finnair y Ryanair. Para mí la mejor manera de encontrar el vuelo más barato es directo en Google Flights. El sitio Skyscanner también me gusta, sobre todo porque si puedes comprar tus vuelos con anticipación puedes programar alertas para cuando bajen los precios.

Les comparto los costos tal cual los compramos, como verán los horarios estaban medio locos pero es la única manera de aprovechar el tiempo al máximo:

El tipo de cambio me preocupaba un poco porque únicamente en Finlandia usan euros, en los otros países tienen moneda propia. No te preocupes por sacar dinero en efectivo, en cualquier lugar te aceptan tarjeta, tanto es así que hasta los guías de los tours traen su máquina. Nada más procura llevar Visa o MasterCard porque no en todos los lugares nos aceptaron la AMEX.

Todos los países son realmente caros, lo único que te dan gratis es el agua (menos mal). Para que te des una idea, una comida en un restaurante normal, no fast food pero nada muy elegante está en 600 MXN, sin bebidas alcohólicas. Un ticket de metro puede costar unos 150 MXN. Siempre está la opción de comer kebabs o ir al super a comprar pan y jamón, pero es mejor que vayan mentalizados y con su cochinito bien gordo para que disfruten el viaje al 100%.

Si van en temporada de frío es muy importante que revisen bien los horarios de los museos, tours, etc. porque algunos no están disponibles o sólo abren en determinados horarios.

En cuanto al frío, qué puedo decirles… ¡ESTÁ HORRIBLE! La ropa térmica es básica y usar muchas capas de ropa, también tomar en cuenta que todos lados hay calefacción y luego te da muchísimo calor. Hay que traer una buena chamarra fácil de quitar y poner. Yo estuve tomando vitamina C desde unos días antes y creo que eso ayudó para que no me enfermara.

En cuanto a la comunicación no tuvimos problema ya que todo el mundo habla inglés, es impresionante, hasta los viejitos lo hablan bastante fluido.

Para facilitarte la vida puedes llevar tu cel desbloqueado y comprar un chip, en Europa los datos son mucho más baratos, aunque en lo personal disfruto la desconexión del mundo y hay Wi-Fi en casi todos lados.

Ya les iré contando las experiencias de cada uno de los lugares que visitamos en los siguientes posts.