Existen muchos lugares macabros y tenebrosos en los que por ningún motivo queremos estar. Un cementerio, un hospital o un pantano por ejemplo, pero el peor, definitivamente es la “Friend Zone”.

Muchas mujeres tienen al típico amigo que llevan a las bodas, las escucha cuando tienen problemas amorosos, va a comer los fines de semana con su familia (quienes lo adoran por cierto) y está dispuesto a hacer todo por su hermosa amistad. Las personas alrededor dominan que el pobre individuo derrama amor por ella, pero todos saben que son “sólo amigos”.

Les voy a explicar qué pasa por la mente de las mujeres, nos encanta tener a alguien a nuestro lado en todo momento que nos trate bien y nos consienta. Lo mejor es que muchas veces podemos tener a un amigo que haga todas las funciones que haría un novio, con la ventaja de poder andar de coquetas por ahí porque ella te quiere y mucho, pero sólo como amigos.

La esperanza es pensar que tratándola bien y demostrando que estarás con ella incondicionalmente algún día entenderá que eres tú el indicado y dejará de salir con esa bola de patanes.

Albert Einstein dijo alguna vez: “Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando resultados diferentes”. ¿Quieres salir de ahí? Cambia tu estrategia, no podemos asegurar que vaya a funcionar, pero el no ya lo tienes, sigue estos consejos.

Date a desear: ella está acostumbrada a llamarte en la madrugada para contarte sus problemas y que en el momento que te necesita ahí estás con ella. La clave es no estar disponible en todo momento. Así ella sentirá que a ti tampoco te tiene seguro y querrá echarle más ganas para que estés con ella.

Sal con otras mujeres: la realidad es que ella no quiere tener una relación amorosa contigo pero te quiere sólo para ella. Suena ridículo y egoísta, pero muchas veces es lo que pasa. En el momento que le cuentes que te gusta alguien más ella no estará nada de acuerdo con la idea de compartirte. Además, si por algo no funciona aún tienes oportunidad de encontrar a alguien que valga la pena.

Dile la verdad: muchas relaciones se han quedado en el aire por miedo de decir lo que sientes. Probablemente ella siente lo mismo que tú pero le da más miedo perder tu amistad que arriesgarse a decirlo. Deberás ser tú quien tome la iniciativa. Si te dice que sí, quiere decir que siempre estuvieron destinados a estar juntos, si la respuesta es negativa entonces no estaba escrito, no te claves, podrás seguir con tu vida sin atormentarte pensando en qué hubiera pasado.

Es difícil pero no imposible salir de la “Friend Zone“. El que no arriesga no gana, por quedarte callado puedes dejar que se convierta en un “y vivieron felices por siempre” a tener que ir a su boda y tragarte todos tus sentimientos. Además, una buena amistad es capaz de superar cualquier obstáculo.

¿Qué opinan? Dejen sus comentarios 🙂