¡CUIDADO! Trabajar en Disney causa serios traumas, ¿quieres saber por qué?

La primera vez que fui a Orlando, Florida a visitar Disney World tenía 9 años, nunca olvidaré que dando el paseo en el pabellón de México en Epcot vi a una mujer rubia levantando su dedo pulgar indicándole a su compañero que la lancha de enfrente podía avanzar, miré a mi mamá y le dije: -¿te imaginas trabajar en Disney? Debe ser el mejor trabajo del mundo.– Su respuesta fue – quién sabe, en el futuro tú podrías trabajar aquí.- Un sueño inalcanzable en ese momento.

Doce años después cuál va siendo la sorpresa al descubrir que hay un programa hecho para estudiantes universitarios llamado “International College Program”. Todo sonaba demasiado bonito para ser verdad y al momento de aplicar confieso que entré en pánico de no ser admitida. Pero así fue, pasé todas las pruebas para tener el mejor verano de mi vida.

Si conocen a alguien que haya estado en este programa, o ustedes estuvieron, probablemente sepan que deja un trauma incurable, les diré el por qué.

Vives unas residencias donde se alojan todos los “cast members”. Ahí puede ser que te toque vivir con alguien de un país totalmente diferente al tuyo como China o Francia. Olvídate de tu vecina la viejita de los gatos, ahí al abrir la ventana verás hombres con torsos perfectos saliendo a correr.

Tienes una fiesta diferente en los depas de tus amigos cada noche y aprenderás a brindar en todos los idiomas. Eso sí, debes seguir ciertas reglas para que no te den “termination”. Como por ejemplo: no estar después de la 1 am en una residencia que no sea la tuya.

Si lo tuyo es salir de antro no te preocupes, existe el magnífico “party bus” que te lleva a los mejores lugares de Orlando y te regresa a la puerta de tu hogar. Y sí, lógicamente tienes oportunidad de ligar con criaturas preciosas del señor. Que si te gustan los italianos, puertorriqueños, turcos…hay para todos los gustos.

Pero bueno, la mágica experiencia en Disney no sólo se basa en la pachanga. Hablemos del tema laboral, empezando porque ¡tu jefe es Mickey Mouse!

Dependiendo tus aptitudes puedes trabajar en diferentes cosas: vendiendo souvenirs en las tiendas, siendo host en restaurante, hasta friendo papas  y repartiendo helados.

En mi caso trabajé en “Atractions” para el parque Animal Kingdom. Cuando me describieron mis funciones no las podía creer. Mi trabajo era describir con un micrófono diferentes animales africanos como hipopótamos, changos, aves y, mis favoritos, los gorilas. Siempre con una sonrisa que hacía que te doliera la mandíbula al terminar el día, eso al principio, después se vuelve algo involuntario y te conviertes en una persona intensa que le desea los buenos días a todos y recoge la basura gustosamente.

Sea cual sea tu función, tienes muy claro que tu misión principal es hacer que todos los “guest” tengan el mejor viaje de su vida creando en toda ocasión un “magical moment”.

Además de tener descuentos al ser trabajador puedes entrar a todos los parques las veces que quieras… ¡sí! ¡Las veces que quieras! Ganas el suficiente dinero para sobrevivir y pasarla de maravilla, si por algo te quedas pobre siempre habrá alguien que te podrá compartir su comida “Great Value”.

Cuesta trabajo entender que trabajas para Disney, la empresa número uno en entretenimiento en el mundo y ,lo mejor de todo, te quedas con su filosofía de trabajo para toda tu vida.

Las personas que ahí trabajan, sin importar de donde vengan, tienen una característica importante, es gente exitosa, social, trabajadora y ambiciosa. Los amigos que haces en el programa siempre formarán parte de tu vida.

A tu regreso te volverás un ente insoportable y no querrás hablar de otra cosa más que de tu mágico verano en Disney. Sentirás que nadie te entiende y que la gente es poco amable ¿Por qué no me sonríe el mesero? ¡Nadie me ha deseado un buen día hoy ! 🙁 Nunca volverás a señalar a nadie con el dedo, de ahora en adelante lo harás con el Disney point.

Mi programa fue en el 2010 y puedo decirles que sigo y seguiré traumada de por vida. La “post Disney depression” parece nunca tener fin.